miedo

Decir muerto de miedo es una redundancia

Porque nuestros deseos no se hacen realidad

Si tuviera un hijo le diría… “!Equivocate!”

08/03/2015 Comentarios (0) Emprendedorismo y estrategia

La planificación estratégica, busca alcanzar el enfoque

estrategia

A esta conclusión, llegué por experiencia, pero al querer ampliar el cómo llego a ella, acepté que sería sano desarmar las palabras que la componen, de modo que luego sea más entendible el sentido que la inspiró.

Empecemos por lo que dice la real academia Española

Remarcaré las significaciones que más se ajustan a este caso.

Planificación.

  1. Acción y efecto de planificar.
  2. Plan general, metódicamente organizado y frecuentemente de gran amplitud, para obtener un objetivo determinado, tal como el desarrollo armónico de una ciudad, el desarrollo económico, la investigación científica, el funcionamiento de una industria, etc.

Estrategia.

(Del lat. strategĭa, y este del gr. στρατηγία).

  1. f. Arte de dirigir las operaciones militares.
  2. f. Arte, traza para dirigir un asunto.
  3. f. Mat. En un proceso regulable, conjunto de las reglas que aseguran una decisión óptima en cada momento.

Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Enfocar.

  1. tr. Hacer que la imagen de un objeto producida en el foco de una lente se recoja con claridad sobre un plano u objeto determinado.
  2. tr. Centrar en el visor de una cámara fotográfica la imagen que se quiere obtener.
  3. tr. Proyectar un haz de luz o de partículas sobre un determinado punto.
  4. tr. Dirigir la atención o el interés hacia un asunto o problema desde unos supuestos previos, para tratar de resolverlo acertadamente.

Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Alcanzar. En este caso, de 18 deje 6

(Del lat. *incalciare, con infl. del art. ár. al-).

  1. tr. Llegar a juntarse con alguien o algo que va delante.
  2. tr. Llegar a poseer lo que se busca o solicita.
  3. tr. Tener poder, virtud o fuerza para algo.
  4. tr. Saber, entender, comprender.
  5. intr. Llegar hasta cierto punto o término.
  6. prnl. Llegar a tocarse o juntarse.

Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Pasando en limpio

¿Qué es hacer un plan, entonces? Organizar algo de forma metódica. Acotando que a veces esa planificación será extensa y por ende no controlable desde una mirada lejana.

¿Y la estrategia?  Me gustó más la significante que dice, “como trazar un asunto”.

Hablemos del enfoque. “Dirigir la atención hacia una asunto o problema.”

Alcanzar, en mi frase, sería el nexo que conecta la planificación estratégica con el objetivo.

¿Pero dónde está el problema?

En definir que va primero. ¿El objetivo? ¿O la planificación?

Si respondiste lo primero, te invito a que te preguntes. ¿Suelo mirar primero el objetivo, antes que la resolución? Y si lo miro… ¿Cuánto lo miro? ¿Me detengo a observarlo, a saborearlo, a desmenuzarlo?  ¿Dejo que aparezca cada detalle que revela la identidad de ese objetivo?  ¿Lo hago? ¿O lo considero una pérdida de tiempo?

Hay dos ejercicios que solemos hacer en la empresa. Uno con clientes y uno con potenciales colaboradores. Se los contaré porque tiene que ver con esto.

En lo que respecta a los clientes. Cuando le pedimos que definan tal cual como se imaginan que es ese logro al que quieren llegar (empresa, cuota de venta, unidad de negocio, resolución de un conflicto, etc) es llamativo, que el 99% de los casos, al principio se resiste a hacerlo.

Preguntan ¿Por qué lo voy a hacer? ¿Para qué, si no se lo que va a pasar? Como voy a saber de qué formato es la oficina nueva que quiero para la empresa, si no se si lo voy a lograr?. Y Así les podría llenar hojas, de explicaciones resistentes a hacer el ejercicio.

Lo que sucede luego es aún más destacable. Se dan cuenta que no sabían a donde estaban yendo. Que había muchas preguntas jamás se habían realizado y lo más tremendo que en muchos casos, las acciones que tomaron o iban a tomar, son hasta (en algunos casos) totalmente contrarias al objetivo buscado.

Otra cosa que sucede, es que al observar con precisión la fantasía de su objetivo, se confrontan con la pregunta (consciente o inconsciente) de ¿realmente estoy dispuesto a hacer lo necesario para alcanzarlo? Lo que resuelven luego, es para otro largo post.

Por su parte, en la búsqueda de nuevos colaboradores, solemos hacer un encuentro grupal y lúdico, donde los participantes son protagonistas de diversos juegos. En ese espacio, se les da una consigna y se les dice que antes de hacer la ejecución, pueden tomarse un tiempo para planificar.

¿Que hace el 99% de los entrevistados? Mete manos en la masa.

¡Así es! Tenemos una propensión a la acción, pero no a la reflexión. ¡No nos detenemos a mirar y permitirnos imaginar cómo es (y como  no es) ese objetivo que voy a ir a buscar, y de aquí surgen enormes problemas! Porque luego, llegamos a destinos cercanos y no tan cercanos, pero no al que estábamos buscando, porque antes no nos detuvimos a hacernos esta pregunta: ¿Qué elijo que pase?

Si nos hiciéramos esa pregunta más seguido, les aseguro que muchas acciones empresariales no tendrían su lugar, ahorrándole enormes sumas de dinero a las organizaciones. Mucho tiempo dedicado en conversaciones improductivas se vería reducido a breves tiempos de coordinación de acciones. Y prolongadas peleas conyugales, creo yo, no llegarían a peleas, sino a diálogos.

En conclusión. ¿Qué es enfocar?

Enfocar es darse el permiso de soñar con ese objetivo deseado sin poner condicionantes en el medio de cómo se va a logar. Enfocar es decirse a uno mismo que sí elijo, que no elijo, para reducir opciones.  Enfocar es preguntarse en profundidad varias veces ¿Qué elijo que pase?

¿Con esto solo alcanza? NO!. Ahí es donde viene la Planificación estratégica. Es armar desde el futuro hasta el hoy, un mapa, paso a paso, y en reversa que nos lleve al día uno. Pero hablemos de esto y sigamos desarmando la frase que lo motivó, en un próximo post, ¿les parece? Ya este se hizo extenso.

Cierro diciendo algo que me parece esencial (de esencia) en mi forma de observar la vida. El enfocar los objetivos, es un acto FE y  también de desprendimiento.

Fe para permitírselo soñar con todos los detalles posibles y desprendimiento, para aceptar si no se llega ahí.

En la película, el Guerrero Pacífico, se da un diálogo similar a este (no es una transcripción, textual).

El entrenador le pregunta al gimnasta. “¿Te imaginaste la posibilidad de no  llegar a las Olimpiadas?”

Gim. – “No hay chances de que eso no pase”

Entrenador – “La única forma para que algo pase, es visualizarlo, y luego soltarlo. Si es lo mejor para nuestra alma, estará. Si no lo es, estará  lo que sea mejor para nuestra alma”.

 

Deja un comentario