Abandonar una lucha que no se quiere tener, es sabiduría. | Lic. Emanuel Quadri |
Los dos cerebros - Mark Gungor

Los dos cerebros

reloj-de-bolsillo-52031d9a79bd4

La Impaciencia

01/03/2015 Comentarios (1) Desarrollo personal, Emprendedorismo y estrategia, Liderazgo y relaciones humanas

Abandonar una lucha que no se quiere tener, es sabiduría.

Abandonar una lucha que no se quiere tener

Hace un tiempo largo atrás, estaba yo revisando unos CV de una búsqueda de las que realizamos en la empresa para nuestros clientes.
Me llamó la atención que uno de los perfiles, el describir sus estudios pone al lado de una de las carreras… “Abandonada”. Aún recuerdo el gesto de sorpresa y rareza que hice. Podría describir como si hubiera tenido un espejo adelante como se frunció mi ceño, como mis hombros se encogieron y encorvaron hacia adelante.

CV

“! Como va a poner abandonada!!??” Fue lo primero que pensé…. Da la sensación de quien no cierra ciclos! Reflexioné con vehemencia y arrogancia. Sin embargo algo me inquietaba, el perfil era interesante, sus descripciones laborales también, el orden. La prolijidad…
Y me puse a pensar… Me puse a sentir… ¿Y si yo estuviera equivocado?? ¿Si lo correcto es declarar al abandono aquello que no nos llena? Aquello que ya cumplió su ciclo, su misión. La misión de enseñarnos que por ahí no es. Me quedé con esa historia en mis recuerdos.

Dejar aquello que ya no seduce, ya no conquista, no tiene nada de negativo, tan solo es una sana respuesta al ser.

Finalmente un día, llegó el tiempo de cerrar un ciclo. No un ciclo de estudio, no un ciclo de trabajo. Un ciclo, de cómo me relacionaba yo con ciertas cosas, de cómo me vinculaba con ciertas personas y personalidades, de cómo me comportaba con ciertos haceres y por consecuencia con ciertos NO haceres. Un día llegó el tiempo de ver que el letargo del deseo eterno y la postergación, eran elementos que constituían mi ser.
Recordé aquel CV y pensé en cómo, al abandonar las estériles luchas que nos propone el ego, el mandato, el sistema, podemos liberarnos de aquello que hacemos más por obligación que por definición de nuestro ser.
Dejar aquello que ya no seduce, ya no conquista, no tiene nada de negativo, tan solo es una sana respuesta al ser.
Cambiar de parecer es justamente elegir parecer otro y la clave no está en el cambio de apariencia exterior, sino en la visualización y aceptación de la apariencia interior.
Abandonemos pues quien NO elegimos ser, para aceptar, amar y reinvindicar nuestro SER.

Lic. Emanuel Quadri

One Response to Abandonar una lucha que no se quiere tener, es sabiduría.

  1. Roman Payá dice:

    La Verdad muy buenos los desarrollos, los voy viendo por notificación. Un gusto recibirlos. Abrazo

Deja un comentario